Aún quedan días de verano por disfrutar y ahora que hemos comenzado el curso con nuevos propósitos nutritivos las ensaladas son la mejor opción para llevarnos a la playa, porque son rápidas y fáciles de preparar, son super fresquitas, saludables y hay tantas variedades como quepan en nuestra imaginación.

La peor parte se la lleva el aliño. Es imposible (o mejor dicho, era imposible) llevar las ensaladas ya aliñadas de casa y que se mantengan frescas hasta la hora de comer. Por eso al final, os dejo un truco para que te lleves las ensaladas a la playa o a la oficina ya aliñadas y se mantengan frescas hasta la hora de comer.

 

Estas son las 5 últimas que yo me he llevado a la playa.

1- Esta es mi preferida. Lleva pasta, pavo, queso de arandanos, tomate, canonigos, melón,  pasas, nueces y anacardos. Más completa imposible!

 

 

20160802_161113

 

20160802_161057

2- Canonigos, tomate cherry,  mozzarela  y pipas de calabaza y girasol.

dav

dav

 

 

3- En verano hay que seguir incorporando legumbres a nuestra dieta. Simplemente con lechuga, tomate y maíz resulta ideal.

20160825_160651

 

20160825_160641

4- Esta la descubrí este verano y es una auténtica delicia. Sólo lleva aguacate y fresas. Si la acompañas con un chorrito de lima potenciarás su sabor.

  1. IMG_20170829_111244

 

 

5- Quinoa, maiz, atún, pepino, tomate cherry, espinacas y brotes tiernos. Nunca te cansarás de ella!

dav

 

 

A continuación te digo como puedes aliñarlas en casa y llevártela a la playa, a la oficina o donde quieras. Sólo necesitas un bote de cristal.

Se trata de poner en la base del bote de cristal el aliño; aceite, sal y vinagre u otro que te apetezca. Yo no le echo sal, pero eso va a gusto de cada uno.

  • A continuación iremos colocando los ingredientes uno a uno ya troceados. De manera que en primer lugar incorporaremos los más duros (como encurtidos, pepino, maiz…).

Después iremos incorporando los alimentos más ligeros (como el arroz, quinoa, huevo, pollo, salmón,  atún…).

Por último, añadiremos alimentos como tomate o lechuga u otras verduras de hoja verde (espinacas, rucula, canónigos…).

Debemos asegurarnos que todos los alimentos están bien compactados.

Cuando quieras comer, solo tienes que agitar el bote para que toda la ensalada quede bañada por el aliño… Et voila! Bon appetite!!

 

dav

dav

dav

dav

dav

dav

dav

dav

dav

dav

dav

dav